La Formación de un Círculo de Mujeres Sabias por Jean Shinoda Bolen



Para transformar un grupo que ya exista en un círculo de mujeres sabias (o para crear uno nuevo) hay que considerar, en primer lugar, a los miembros.
¿Quién formará parte de este círculo?
¿Son sus integrantes mujeres maduras y esplendorosas?
¿Acaso todas y cada una de esas mujeres poseen sabiduría y compasión, sentido del humor, unas ganas locas de reír, temple y personalidad?
¿Se sienten ultrajadas ante la injusticia y la indiferencia?
¿Tienen ganas de hacer algo importante?
¿Sienten acaso que forman parte de una comunidad y tienen fe en la idea de que la vida tiene sentido y que nuestros actos son de gran relevancia?
¿Se preocupan del bienestar de los demás antes que del suyo propio, por los valores que se han perdido, por la supervivencia de un barrio o del planeta entero?
¿Han madurado en los momentos difíciles?
¿Podemos contar con ellas?
¿Poseen el tiempo y la energía suficientes para formar parte del círculo como activistas, personas contemplativas o madres de los clanes?
¿Será el círculo un santuario para ellas?
Las experiencias que se hayan tenido en otros círculos anteriores y la sabiduría que nos da la vida contribuirán a alimentar y mantener el círculo.
Además, también existen otras fuentes bibliográficas sobre el tema de los círculos que recomiendo encarecidamente.

Mi libro, The Millionth Circle, es un ejemplar delgadito, poético e intuitivo.
Es una obra zen en la que se explica el arte de la conservación del círculo.
Un enfoque mental, realizado con el hemisferio derecho, de los circulos sagrados.

Wisdom Circles de Charles Garfield, Cynthia Spring y Sedonia Cahill expone y enumera diez constantes en forma de sólidos principios para fundar círculos de sabiduría y sendas directrices para entrar en ellos.

El libro de Christina Baldwin, Calling the Circle es el que da las pautas más específicas de los tres libros propuestos.
Expone protocolos y preliminares, da una relación de principios e incluye una bibliografía y referencias al margen.
Es muy informativo e ilustra con varios ejemplos el propósito de la obra.

Los libros ayudan a formar y alimentar un círculo.
Son el alimento del pensamiento y brindan ideas para que las contemplemos.

Cuéntaselo a las demás y, juntas, sed visionarias.
Reflexionad sobre lo que queréis hacer y orad para encontrar el camino.

Las plegarias silenciosas centran los círculos de mujeres sabias.
Cada una reza a su manera para alcanzar la sabiduría, el valor, el conocimiento introspectivo o la compasión.
Que el bien más preciado penetre en el círculo y salga renovado de él.

Jean Shinoda Bolen
¨Las Diosas de la Mujer Madura¨